Victor Jara, cantor, compositor, actor y director de teatro. Parte 2.

Con-Victor-rumbo-a-Trabajos.jpgEn nuestra cultura tradicional y en especial en el canto, sobresalen las maestras Margot Loyola, Gabriela Pizarro y Violeta Parra, sin desmerecer a muchas más, que también han dado su aporte a nuestro canto. En nuestra páginas hemos publicado artículos donde contamos de sus vidas y creaciones.

También tenemos otro pilar fundamental de nuestro canto, en  Víctor Jara, asesinado por la dictadura militar y que sigue vivo en nuestros corazones y sus canciones, en nuestro país y también en el extranjero.

Como siempre FCCh, tratará de encontrar artículos de Víctor Jara, que han tenido poca difusión y libros dedicado a este gran cantor, compositor, hombre de teatro, y mucho más. Leer las distintas miradas a este gran hombre de nuestro canto.

Hoy comenzaré con un artículo escrito por un hombre de radio y luchador por nuestra cultura, que le debemos muchos homenajes para resaltar todo lo hecho por la música tradicional y popular, Ricardo García, en un escrito de Fortín Mapocho, septiembre de 1988, donde nos habla de Víctor Jara.

Víctor Jara.
(Fortín Mapocho, septiembre de 1988)

Nunca estuvo más presente que hoy. Nunca su voz sonó más nuestra que hoy.
La última vez que nos vimos (para una entrevista radial) habló de sus proyectos, su convicción total de que la sensatez, la cordura de unos y otros se impondría finalmente. Fue una semana antes del once.

La UTE rodeada y bombardeada, el horror del Estadio Chile, la inútil búsqueda, el correr de un lado a otro procurando saber qué ocurriría con él, con sus compañeros, la sonrisa bondadosa de funcionarias de la Cruz Roja:

-No se preocupen... todos están bien... haremos lo posible por ubicarlo...

Joan, su compañera, lo encontró finalmente. Desde ese momento su imagen fue rescatada por su pueblo; su voz, guardada en el corazón de quienes sufren; su historia aprendida con ira y con amor.
Lo recuerdo como integrantedel conjunto Cuncumén, grabando algunos temas como solista, aprendiendo junto a Violeta Parra, estudiando la puesta en escena de "La remolienda" (una de las muchas obras que dirigió), cantando en la Peña de los Parra, dirigiendo la Casa de la Cultura de Ñuñoa, participando en los festivales de la Nueva Canción Chilena.
  Y sobre todo, cantando en cada lugar donde su voz fuese necesaria, en escuelas y sindicatos, en poblaciones y teatros, en la TV y en la radio. Ahí estaba, en las campañas políticas y en los trabajos voluntarios ("la primavera que todos/ vamos construyendo a diario").
En esa última entrevista habló de sus recientes trabajos: escribía con Celso Garrido la música del ballet "Los siete estados", de Patricio Bunster, recogía información sobre la masacre de Ranquil con la intención de escribir una obra musical, había comenzado a grabar nuevas canciones. El trabajo quedó inconcluso y la cinta alcanzó a ser rescatada antes de que empezara la bárbara destrucción de libros y de música.

Los niños que aprenden hoy a tocar guitarra, entonan su música, desgranan los acordes de "La partida" y pronuncian su nombre. También en cualquier lugar del mundo, los trabajadores y estudiantes, los artistas del canto y la guitarra traducen sus versos y los cantan en los idiomas más extraños.
Innumerables organizaciones culturales llevan su nombre y le recuerdan cada año al llegar esta fecha.

En Chile, la Agrupación Víctor Jara comienza una tarea cultural que irá haciendo realidad muchas de las lecciones que dejó el cantor

"...mi canto es de los andamies/ para alcanzar las estrellas,/ que el canto
tiene sentido/ cuando palpita en las venas/ del que morirá cantando/ ks
verdades verdaderas.../ ...canto que ha sido valiente,/ siempre será canción
nueva".

"La Partida", de Victor Jara, por Inti Illimani.

0049.jpg


Víctor Jara Canta por Travesura
(en su último disco)
(Revista Ramona N-° 98)

El nuevo Long Play de Víctor Jara trae canciones campesinas, con una buena dosis de picardía auténticamente chilena. Incluye adivinanzas, entretenimientos típicos de nuestros campos. Una sola canción estreno: La Diuca. Por lo que casi titulamos "Víctor Jara muestra la diuca", para seguir con el tono del LP.


"La diuca", Victor Jara.



Hablamos como dos horas, pero, por el momento, aquí hay una pequeña muestra de lo que Víctor opinó y cantó.
-¿Qué opinas sobre la eliminación de la parte folklórica en el Festival de Viña del Mar?

"Otra careta más que se le cae a la derecha, que es la que maneja el Festival. Eliminan la única expresión musical creadora, verdaderamente representativa de nuestro pueblo. Yo creo que la razón está en el desconocimiento, en la ignorancia más bastarda que significa eliminar nuestra música. Es una actitud que merece nuestro repudio más absoluto".

"La mujer a los cincuenta se siente sola, es que se le ha enfriado la
cacerola" (La edad de la mujer).

"La edad de la mujer", Victor Jara.



-¿La mejor edad de la mujer?
"Cada etapa tiene cosas maravillosas. Esto en serio. No deja de ser hermosa la etapa de los 17, como es una excelente etapa la de los treinta, y como es, también, profundamente valiosa la de una mujer de unos 45 ó 50 años, cuando ya es abuelita... y tú ves que ahora hay cada abuelita..."

Victor_Jara_canto_por_travesura.jpg

"La idea de hacer el disco me la sugirió un amigo, que me dijo: 'Oye, ¿y cuándo vas a grabar esas canciones alegres, divertidas, que te he escuchado por ahí?' Pensé que tenía razón, que los chilenos somos alegres, dicharacheros, con mucho sentido del humor... Por otra parte, en este vaivén de la canción comprometida, en esta discusión diaria que hay sobre ella, me pareció que se le estaba dando importancia a unos materiales que no nos corresponden; una insistencia en incluir dentro de nosotros unos ritmos foráneos que si bien son del patrimonio cultural latinoamericano, no podemos dejar de considerar como de fuera. Me pareció conveniente hacer un disco con este material tan chileno, tan nuestro... Además, creo necesario recordar que no todo ío chileno es quena, charango y bombo... Creo que hay mucho del centro y del sur que no puede ser olvidado.

*La Beata' la incluí en este LP porque creo que representa un auténtico sabor popular, una manera de sentir y de decir au ténticamente campesina. No creo que ofenda a nadie porque hemos madurado en el conocimiento de nuestra propia literatura, de nuestra música, de nuestro folklore. La primera vez, en1966, el disco fue prohibido porque hubo protestas de algunos medios católicos que, entonces, no comprendieron que no había intención alguna de ofender".

"La beata", Victor Jara.



-Bueno, en las tradiciones peruanas" de Ricardo Palma vienen muchos versos por el estilo y nadie ha dicho que tan distinguido escritor esté ofendiendo a la Iglesia. A propósito, ¿tú eres bautizado y con primera comunión?
"Mira, yo respeto todo sentimiento que sea auténtico, serio, y la religión me merece un profundo respeto. Claro, yo hice la primera comunión y me confesé y todo eso"
-¿Es cierto que estuviste en la Acción Católica?

"Sí, cuando cabro, ahí en el barrio Blanco Encalada..., ahí conocí a mucha gente macanuda, muchos cabros que todavía los considero mis mejores amigos, algunos de ellos dirigentes de cierto nombre... Yo estudiaba en el Comercial, para ser contador, tal vez porque mi mamá tenía un negocito ahí en la Vega Poniente..."
-¿Es efectivo que después estudiaste para cura?

"Estuve dos años en el Seminario de San Bernardo. Sí, quería ser sacerdote. Fue algo muy serio. Ahora, mirando hacia atrás, pienso que fue la soledad, el desencuentro con un mundo que de repente me pareció vacío.
-¿Había muerto tu madre?

"Sí,y ello significó la disolución de la familia. Yo me refugié prácticamente ahí buscando otros valores, otros afectos, tal vez algo que llenara ese vacío.
Fueron dos años de mucho estudio, de mucha concentración. Ahí fue donde aprendí música..., había un coro, y por supuesto yo cantaba ahí..."
-¿Nunca antes habías estudiado música ni cantado?

"Solamente había escuchado a mi mamá y a mi papá... Mi mamá tocaba la guitarra y cantaba mucho. Así que ahí en el Seminario empecé a cantar-
Claro que a los dos años me di cuenta que la decisión era muy seria y que yo no debía seguir... que no tenía real vocación para sacerdote y que estaba ahí motivado por muchas otras cosas...
-Bueno, y cuando saliste del Seminario, ¿seguiste estudiando otra cosa?
"No, tuve que hacer el Servicio Militar... Imagínate, pasaba del convento, como quien dice, al regimiento. ¿Te das cuenta? Después de dos años fuera del mundo, caes al Servicio Militar... Al comienzo me sentía re mal... Al primer día del servicio, todos en pelotita a bañarse... Puchas, yo venía de un lugar donde el cuerpo era algo así como pecado, entonces te puedes dar cuenta lo brusco del cambio... Claro que no me costó mucho ponerme en la onda de mis compañeros...
Por todo esto, te repito, es que siento mucho respeto por quienes tienen un sentimiento, una fe, cualquiera que ella sea".
En resumen, que por poco, en lugar de entrevistar a un cantante, tengo que entrevistar al padre Jara...

Fotografías: 1) Fotografía, Victor Jara en el bus, en viaje a los trabajos voluntarios. 2) Carátula del disco "Canto por Travesura". 3) Carátula del mismo disco, pero hecha en otro país. Aunque dice sello Dicap, no sabemos el autor de estos dibujos.

(Ir a Parte 3 Victor Jara a 36 años de su asesinato)

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar